Artículos

LOS PROCESOS DE LA CONDUCTA SUICIDA

Alejandro Rocamora, colaborador y amigo de la Asociación RedAIPIS-FAeDS, nos ha vuelto a escribir como siempre un espléndido artículo. Esta vez nos va a hablar sobre «los procesos de la conducta suicida»

Al acercarnos a la vivencia suicida, y más concretamente a la persona que se quiere suicidar o a los familiares supervivientes, pueden surgir diferentes preguntas: ¿qué mecanismos psicológicos se ponen en marcha para determinar la autodestrucción? ¿Cómo es posible que una «persona corriente» decida suicidarse? ¿Cuáles son los mecanismos que llevan a una persona que padece una enfermedad mental a realizar un acto suicida? ¿Qué ocurre en el contexto familiar cuando uno de sus miembros se suicida?

RECOMENDACIONES PARA AFRONTAR LA NAVIDAD EN UN PROCESO DE DUELO

«Habrá personas que busquen ayudaros, a su manera, como creen mejor, y tal vez hierren en sus propuestas o consejos. En estas fechas es probable que estéis más susceptibles y os irriten o duelan determinadas cosas o frases que en otros momentos no lo harían; por ello es importante que os permitáis decirles qué os sirve y qué no, tratando de trasmitirles que agradecéis lo que intentan, que les apreciáis y les pedís respeto hacia vuestras necesidades y elecciones para afrontar la Navidad».

«Los niños también están en un proceso de duelo. Tenemos que respetar sus emociones. Es importante que juntos construyamos unas nuevas Navidades sin la presencia física de la persona fallecida. Comunicaros abiertamente con ellos, adaptando vuestro lenguaje a su compresión, para que puedan también comunicarse y entender lo que está pasando. No escondáis vuestros sentimientos para que ellos tampoco escondan los suyos».

Una realidad silenciada. El suicidio en los adolescentes y jóvenes

Foto: Teléfono de la Esperanza.
El suicidio en la adolescencia no se visualiza en la sociedad como una realidad, las etapas de la infancia y de la adolescencia están más vinculadas a la vida, a la despreocupación, a la proyección de futuro que a episodios de depresión o muerte. Sin embargo, se ha convertido en la segunda causa de muerte en jóvenes a partir de los 14 años.